¿A qué se debe la decadencia de Netflix?

Historia

En agosto de 1997 Netflix fue fundada por Reed Hastings y Marc Randolph, como respuesta al monopolio impuesto por Blockbuster.

Distinto a esta última que rentaba VHS en tiendas físicas, obligando a sus usuarios a regresarlas en una fecha específica, Netflix apostó por los DVD.

Pero no solo fue eso, el servicio pasaría a un formato completo en Internet, donde los usuarios después de pagar solo deberían esperar un día para que la película rentada apareciera en el buzón de sus hogares.

Posteriormente implementaron un costo de $15 dólares (al mes) por orden, para que de esta forma no hubiera límite de tiempo para regresar las películas.

Gracias a esto, Hastings tuvo la suficiente confianza para proponerle a Blockbuster una unión empresarial mientras se mantuvieran las políticas de Netflix.

Blockbuster rechazó dicha idea al considerarlo como un negocio sin garantías, decisión que terminaría jugándoles en contra cuando a principios del siglo 21 los reproductores de DVD redujeron su precio a un estándar en el cual estaban al alcance de gran parte de la población (estadounidense), perdiendo una parte significativa del mercado (acontecimiento del que nunca se recuperarían).

Ya con un negocio rentable, Netflix pudo darse la oportunidad de incursionar en nuevos modelos de negocio, poniéndolo en práctica a partir del 2007.  

Aquí fue cuando el primer servicio de streaming masivo vio la luz, permitiéndole a los usuarios el poder disfrutar su contenido favorito en cualquier momento.

Si bien en un principio les fue difícil debido a las pocas licencias con las que contaban, gracias a un contrato millonario de $20,000,000 pudo formar alianzas con The Walt Disney Company y SONY Pictures, abriendo el camino para poco a poco convertirse en la empresa que es hoy.

Perdida de licencias y presencia de la competencia

Netflix encontró su nicho dentro de un mercado en el cual las personas ya estaban cansadas de la forma tradicional de disfrutar su contenido.

Las compañías productoras se dieron cuenta de esto, cediendo sus licencias al servicio de streaming, pero tenían pensado que no fuera algo permanente.

Disney, Warner, Paramount y Universal ya han creado sus propias plataformas de streaming y por obvias razones iban a hacer uso de sus propiedades intelectuales, obligando a Netflix a dar de baja dichas producciones.

Disney es la empresa que más ha demostrado esta actitud, provocando que las series de los Defenders (Marvel) desaparezcan pese a su pasado amistoso.

Recordemos que estos programas (en especial Daredevil, Jessica Jones y The Punisher) fueron aclamados tanto por la critica como por los usuarios.

Con el estreno de No Way Home y el cameo del actor Charlie Cox (Daredevil), la serie recibió un boom de visitas en Netflix, al darse cuenta de esto la casa del ratón, se apresuraron a dar de baja todas las producciones colaborativas de Marvel/Netflix para subirlas a Disney Plus.

Aunque ellos han intentado compensar dichas acciones con producciones propias, no logran mantener el interés del público.

Esto es lógico, una serie original de Netflix no va a interesar de la misma forma que una serie perteneciente al universo de Star Wars.

Tampoco les ha funcionado el intentar adquirir estudios, desde 2020 hasta 2021 compitieron con Amazon para hacerse del control de la Metro-Goldwyn-Mayer, lamentablemente no tenían los recursos económicos de la compañía fundada por Jeff Bezos, provocando que a partir del 2021 Amazon Prime Video tengan las licencias pertenecientes a MGM.  

Malas decisiones

Como consecuencia de la perdida de contenido que ha tenido la plataforma, se han visto en la necesidad de crear contenido propio.

Si bien algunas producciones han demostrado ser productos de mucha calidad (Stranger Things), no todos los intentos han demostrado ser casos de éxito.

Aquellos fracasos se sustentan en distintas situaciones; como el no darles el suficiente presupuesto, pésima elección al momento de comprar una producción como exclusiva (Cuties), mala publicidad, centrarse en temas polémicos en lugar de contar una buena historia, cancelaciones intempestivas, etc.

Debemos aclarar que la inclusión no es un punto negativo como tal, ya que varios medios han tratado el tema durante años.

Por ejemplo, los cómics de X-Men y en menor medida Spider-Man mostraban individuos rechazados por la sociedad únicamente por ser diferentes.

La inclusividad va a continuar siendo necesaria mientras existan problemas sociales y por lo que se ve, lamentablemente va a tardar mucho tiempo en cumplirse, únicamente los creadores de contenido deben concentrarse en que su producto sobresalga más allá del movimiento social.

Regresando al tema principal, plantean eliminar la opción de compartir la cuenta/contraseña con otras personas, al mismo tiempo que aumenta el precio de la suscripción.

Además, plantean la opción de una suscripción más barata a cambio de mostrar anuncios publicitarios dentro del servicio de streaming.

Evidentemente esto es un error por una simple razón, los usuarios cambiaron la televisión por Netflix ya que este último daba la posibilidad de ver sus programas favoritos el momento que quiera y libres de la interferencia de los comerciales.

Si fuera como en Crunchyroll, que te da la posibilidad de ingresar a su contenido sin pagar, la opción de los anuncios sería tolerable.

Conclusión

Netflix se enfrenta a un panorama complicado y según palabras de sus propios inversionistas, la situación va a empeorar.

Esto no implica que vaya a desaparecer, pero les deja una clara advertencia sobre su accionar en los últimos años, formando parte de un mercado fieramente competido al ser un punto clave en el futuro de distintas empresas.

Netflix debe saber sobre los peligros que implica no actualizar su modelo de negocio, lo vieron de primera mano con el hundimiento de Blockbuster.

Sería una tragicomedia que Netflix quebrará en un futuro por no saber adaptar su modelo negocio y tomar decisiones que atentan contra sus usuarios.

Sabemos que la frase “El cliente siempre tiene la razón” no siempre es verdadera en el sentido literal de la palabra, sin embargo, en gran parte de las ocasiones sus quejas y sugerencias se encuentran bien fundamentadas, no habiendo mejor forma para corregir los puntos negativos.

 

Revista.Marketing es un espacio digital en la web para empresas y empresarios que puede ser tu espacio.

Dirección General:

Jessica Letica Pulido Ross

Circuito Cincunvalación Oriente

142 A Ciudad Satélite

Naucalpan Estado de México

Correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

Suscripciones y renovaciones

http://myi.digital/whatsRevMkt

Celular: 55 5966 9343

$$$ Conoce nuestros paquetes $$$

Suscríbete para recibir las últimas noticias

* Campo Requerido
/ ( mm / dd )
Utilizamos Cookies

Utilizamos cookies y otras tecnologías de seguimiento para mejorar su experiencia de navegación en nuestro sitio web, mostrarle contenido personalizado y anuncios dirigidos, analizar el tráfico de nuestro sitio web y comprender de dónde provienen nuestros visitantes.