Relaciones tóxicas: ¿cómo identificarlas?

Aunque exista amor (o algo que se le parezca), hay parejas en las que se producen dinámicas realmente peligrosas, y que pueden rozar en el maltrato psicológico.

Los casos de relaciones tóxicas pueden ser más o menos graves, en este artículo intentaremos detectar y describir algunas señales de que una relación puede estar yendo por mal camino. Ciertas circunstancias y situaciones pueden ser más propensas a que surjan estas “diferencias” entre los miembros de la pareja.

¿Qué es una relación saludable? ¿Qué es una relación tóxica?

Una relación saludable, entre otras cosas, consiste en que cualquiera de las dos partes se sienta libre de hacer y decir lo que quiera, obviamente dentro de los límites de una relación, puede actuar como deseen sin miedo a las posibles consecuencias que esto pueda tener por parte de la pareja. En este tipo de relación ambas personas se apoyan mutuamente, se respetan y se tienen confianza el uno en el otro.

Por el contrario, en una relación tóxica, es justo lo contrario. La relación tóxica se da cuando no hay confianza, ni respeto mutuo y no hay apoyo. Además, comúnmente uno de los integrantes de la relación puede sentir miedo a posibles reacciones por parte de su pareja. En este último caso, el miedo puede condicionar la actuación o a la persona a no actuar con libertad.

Señales y actitudes en las relaciones tóxicas

En muchas ocasiones las personas que están inmersas en relaciones tóxicas no son capaces de darse cuenta de que están viviendo situaciones de abuso. El amor que sentimos por esa persona puede nublar nuestro juicio y podemos tender a perdonar cualquier cosa. Es muy común que este tipo de actitudes tóxicas se “normalicen” por parte de la víctima.

Actitudes de control y de celos

  1. Le molesta que pases tiempo con tus amigos o familiares.
  2. Controla tus gastos personales, lleva un control innecesario sobre tus cuentas bancarias, o te pide explicaciones sobre tus facturas.
  3. Investiga tus redes sociales y tu celular. No respeta tu privacidad.
  4. Pregunta constantemente por tus horarios y te planifica la vida sin pedirte opinión.
  5. Cuando te hace un favor, exige que lo compenses inmediatamente.
  6. Te menosprecia y te da a entender que sin su presencia no serías nadie ni podrías seguir adelante.
  7. En reuniones familiares o con amigos, evitas emitir tu opinión sobre algo por miedo a que te reprenda o te cuestione.
  8. Es habitual que use el chantaje emocional contigo: si no haces lo que quiere, se enoja.
  9. Notas que cada vez que pasas tiempo con alguien del sexo opuesto, tu pareja se molesta en exceso y se pone celoso/a, obligándote a no ver más a esa persona.
  10. Te trata con exceso de paternalismo y sobreprotección.

Actitudes de falta de respeto y conflicto

  1. Se mete con tu forma de vestir, intenta influir de malas maneras para que cambies tu estilo.
  2. Hace lo posible por restarle importancia a tus méritos y virtudes.
  3. Le resta importancia a los problemas que le expresas, minimizándolos y diciendo frases del estilo “eso no es para tanto”, “no te quejes”, etc.
  4. Cuando se produce una discusión, tienes que ceder tu siempre, porque en caso contrario puede estar días sin dirigirte la palabra.
  5. Te culpa de los problemas que tiene en su vida laboral o con otras personas ajenas a la relación.
  6. Siempre te recuerda todos los fallos y errores que cometiste en el pasado.
  7. Has dejado de contarle los problemas de pareja a familiares o amigos, porque sabes que si tu pareja se entera, se enojaría.
  8. Evitas explicarle los problemas o hablar sobre ciertos temas con tu pareja porque sabes que se lo tomaría a mal.
  9. Se dirige a ti con exigencias y malos modos muy frecuentemente.
  10. Toma decisiones que afecta a ambos sin pedir tu opinión, e incluso sin informarte.

Actitudes tóxicas en el ámbito sexual

  1. Mantienes relaciones sexuales con tu pareja a pesar de que no tienes muchas ganas, solo por complacer sus deseos y para evitar que se enoje.
  2. Te chantajea o te obliga a que realices prácticas sexuales que no te gustan.
  3. Te compara con otras parejas sexuales de su pasado.

Qué hacer si está dentro de una relación tóxica

Si te das cuenta de que tu relación de pareja es tóxica, debes tratar de cambiar la situación. Si sigues haciendo exactamente las mismas cosas, todo seguirá igual y todo se ira deteriorando poco a poco.

Para cambiar tu relación debes hablarlo con tu pareja, describirle lo que no te hace feliz y lo que te gustaría que modificara. Tu pareja debe decidir libremente si quiere o no hacer esas modificaciones. Recuerda que no se trata de hacerte un traje a medida. Tal vez sea necesaria una terapia de pareja.

Tal vez tu pareja no esté dispuesta a hacer ninguna modificación porque la relación le gusta tal y como esta. En este caso es tu decisión quedarte dentro de la relación o salir de ella.

Lo que nunca se debería hacer es esperar a que algo cambie con el tiempo, porque eso no pasa. Las relaciones siguen una inercia y una dinámica que es difícil de modificar sin ayuda. Si en donde estás no te gusta o no te hace feliz, debes cambiar tu mismo y no esperar a que cambie por sí solo.

Una relación tóxica puede tener graves consecuencias para las personas que la sufren. Por ello, es importante que te fijes en las señales que hemos enumerado con el objetivo de que puedas detectar si podrías estar siendo partícipe de una relación poco saludable.

 

Revista.Marketing es un espacio digital en la web para empresas y empresarios que puede ser tu espacio.

Dirección General:

Jessica Letica Pulido Ross

Circuito Cincunvalación Oriente

142 A Ciudad Satélite

Naucalpan Estado de México

Correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

Suscripciones y renovaciones

http://myi.digital/whatsRevMkt

Celular: 55 5966 9343

$$$ Conoce nuestros paquetes $$$

Suscríbete para recibir las últimas noticias

* Campo Requerido
/ ( mm / dd )
Utilizamos Cookies

Utilizamos cookies y otras tecnologías de seguimiento para mejorar su experiencia de navegación en nuestro sitio web, mostrarle contenido personalizado y anuncios dirigidos, analizar el tráfico de nuestro sitio web y comprender de dónde provienen nuestros visitantes.