Yo soy Betty, la fea

El 25 de octubre de 1999, en RCN Colombia,  se estrenó “Yo soy Betty, la fea”. Esta novela escrita por Fernando Gaitán prácticamente le ha dado la vuelta al mundo, aunque al inicio las expectativas de que logrará un éxito eran casi nulas.

Jorge Enrique Abello, quien le da vida al guapo Doctor Armando Mendoza, en un especial de TV Azteca dijo: “Nadie apostaba por nosotros, nadie. Es más, les parecía una bobada…”

Mientras que en el mismo espacio, Mario Rivero, director de la telenovela, comentó: “A varios directores le ofrecieron dirigir Betty y lo rechazaron, porque era como la antitelenovela…”

Y aunque pocos creían en este proyecto, la historia de amor entre Betty y Don Armando se ha transmitido en más de 180 países, doblado a 25 idiomas y ha sido adaptada en más de 20 ocasiones.

Y aunque ha habido otras versiones de la creación de Fernando Gaitán, la que realmente se ha ganado el corazón del planeta entero fue la versión colombiana, la original, protagonizada por Ana María Orozco y Jorge Enrique Abello.

Tal ha sido el éxito alcanzado por ésta telenovela que ganó el Record Guinness en 2010, reconociéndola como la telenovela más exitosa en la historia de la televisión.

Pero, ¿Cuál ha sido la clave del éxito de esta telenovela?

Dos décadas han pasado desde el estreno de “Yo soy Betty, la fea” y desde entonces, la industria del entretenimiento y la forma en que se realizan las producciones ha ido cambiando de manera drástica, pero la historia de Betty y Don Armando se ha mantenido vigente en medio de tanta novedad e historias nuevas.

  1. No era normal antes de Betty que la protagonista fuera fea y generará tanta solidaridad.
  2. Su creador, Fernando Gaitán, creó un universo en el que están representadas la mayoría de las mujeres.
  3. La inteligencia de Betty era otro factor que daba orgullo.
  4. Betty y Nicolás asumían estar en el mundo de los feos con humor.
  5. Dago García, el Vicepresidente de contenido de Caracol, siempre ha dicho que Betty le demostró a Disney que la heroína podía ser fea y tener más éxito que las bellas.
  6. Los personajes populares de Betty mostraban al comun de la sociedad.
  7. La belleza llego a Betty pero sin exageración, mostrando que con pequeños detalles se puede resaltar lo mejor de la parte física de las personas.
  8. Betty le permitió a los televidentes mirarse y volverse parte de la historia.

Personajes imperfectos

Todos conocemos la historia, Betty ha sido el patito feo toda su vida, siempre acostumbrada a ser invisible, pero con un corazón de oro, que finalmente se convierte en cisne y la gente se fija en ella. Pero esta telenovela no solamente es la historia de Betty, sino que es un compendio de personajes coloridos y diferentes. Esta el “hombre ideal”, Armando Mendoza, que no es más que un mujeriego, infiel y tremendamente misógino, que claramente estaría descalificado en estos tiempos, al igual que su mejor amigo, Mario Calderón. Bertha es la típica chismosa de la oficina. Patricia Fernández, una mujer con  cuerpo y  rostro perfectos, pero a la que solamente le interesa el dinero, y Marcela Valencia una mujer completamente codependiente y aferrada a una relación tóxica con Armando.

Nadie es el arquetipo de lo perfecto, incluso Betty, que aunque parece ser la más cuerda, tiene serios problemas de autoestima y autovaloración a consecuencia de su físico, pero el éxito esta en que a lo largo de la historia, vemos como la mayoría logra tomar esos defectos y trabajar en ellos para convertirse en personas un poco más normales y felices.

La feminista Betty

El personaje de Betty rompió con muchos estereotipos de la televisión de esa época. Una economista brillante, que en más de una ocasión logra salvar el futuro de Ecomoda, aunque nadie da un peso por ella. Ella sabe que no es agraciada, pero eso no es excusa para ella y aunque en un principio le cuesta encontrar su voz entre los que la atacan. Ella no cree que su apariencia juegue un rol decisivo  en el hecho de que la puedan tomar en cuenta.

Pues durante la novela ella misma plantea que “su vida emotiva y profesional no pueden depender de un bisturí… y si la aceptara, mañana ya no dependería solamente del bisturí, sino terminaría dependiendo de una cuenta bancaría, después de un carro, después de un hombre, después terminaría dependiendo de todo menos de mi…” Esta frase revolucionaria para su época marcó a toda una generación.

En general, esta telenovela logró poner sobre la mesa, de una manera divertida, pero no por eso menos profunda, diversos temas, como la exclusión y discriminación con respecto a la homosexualidad, clasismo, machismo, los feos y los nerds, en un momento en donde estos temas aún no estaban normalizados, donde no había redes sociales ni movimientos de defensa de uno u otro grupo.

Telenovela que causa felicidad

He de confesar que yo he visto Betty en más de dos, tres, cinco ocasiones, porque es una novela que me saca de mi rutina, de los problemas del mundo. Lo mismo pasa con Friends, The Big Bang Theory, How I met your Mother… son programas que puedes poner de fondo mientras haces otras cosas, porque ya te las sabes, pero te gusta verlas porque te hacen sentir relajado, te dan tranquilidad, es como un caldito de pollo en un día frío.

Para mi Betty la fea es de esas series o novelas que me ponen de buen humor, por más estresada que esté. Quizá no solo me pase a mí, y esta sea la razón de su éxito.

 

Revista.Marketing es un espacio digital en la web para empresas y empresarios que puede ser tu espacio.

Dirección General:

Jessica Letica Pulido Ross

Circuito Cincunvalación Oriente

142 A Ciudad Satélite

Naucalpan Estado de México

Correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

Suscripciones y renovaciones

http://myi.digital/whatsRevMkt

Celular: 55 5966 9343

$$$ Conoce nuestros paquetes $$$

Suscríbete para recibir las últimas noticias

* Campo Requerido
/ ( mm / dd )
Utilizamos Cookies

Utilizamos cookies y otras tecnologías de seguimiento para mejorar su experiencia de navegación en nuestro sitio web, mostrarle contenido personalizado y anuncios dirigidos, analizar el tráfico de nuestro sitio web y comprender de dónde provienen nuestros visitantes.