Breve historia del Rock Progresivo

El Rock Progresivo es un género de rock que surgió en la década de los  60 en Reino Unido y Estado Unidos con el objetivo de expandir las cualidades del rock tradicional, crear nuevas maneras de expresión, utilizar nuevos instrumentos y en general desarrollar la música rock en contradicción con su tradicional sencillez.

El término progresivo se refiere a dos hechos característicos del género: a que es música que hace progresar, avanzar intelectual y musicalmente a la música rock en general y al hecho de que su estructura musical posee una progresión definida.

Es una mezcla de los géneros ya establecidos en el rock, como el rock psicodélico y la música clásica. Grupos como Pink Floyd van abandonando poco a poco la psicodelia pura para dar paso a experimentaciones más acorde a lo que hoy llamamos Rock Progresivo.

Lo que debemos comprender primeramente que lo que diferencia este género del rock tradicional, es la incorporación de elementos estilísticos y conceptuales que provienen, no solo de estilos musicales diferentes, sino de tendencias artísticas.

El concepto de progresivo, por una parte, se refiere a la utilización de progresiones armónicas, elemento en el que el estilo se asemeja más a la música clásica, el jazz o la música experimental y de vanguardia. También se entendía progresivo como un “progreso” dentro del rock, una forma diferente de incorporar elementos para hacer del estilo algo menos hermético y más maleable.

Nacimiento del Rock Progresivo

En 1967  se lanzaron tres álbumes  (Procol Harum de Procol Harum, Days of the Future Passed de The Moody Blues y The Thoughts of Emerlist Davejack de The Nice) que podemos considerar rock progresivo. Estos álbumes estuvieron en las listas británicas durante muchas semanas, y cada uno de los grupos empezó a experimentar con bien sea música clásica, arreglos y composiciones diferentes o grabar con una orquesta.

Comenzada la década de 1970 hubo un auge enorme de grupos cuya música era elaborada y estructurada, siendo los principales Pink Floyd, Genesis, Yes, Jetro Tull y King Crimson. Conforme iban sacando álbumes, la música de estas bandas se volvía cada vez más compleja, mezclando ritmos bluseros y roqueros con música clásica y experimental, como la llamada Avant-Garde.

Sin embargo, a mediados de 1970 surgen movimientos como el punk que desprestigian al rock progresivo tachándolo de “pretencioso y obsoleto”. Aún así, al igual que el Punk, el Rock progresivo ensancho el horizonte de la música popular, en especial del rock.

Rock Sinfónico: Mezcla elementos de la música clásica europea, como las orquestaciones con guitarras, baterías y sintetizadores del rock. De igual forma utiliza voces envolventes que evocan distintos sentimientos y son construidos bajo un esquema complejo. Grupos como Pink Floyd, Yes y Genesis han hecho canciones e inclusive discos enteros de Rock SInfonico.

Progresivo Fusión: Parecido al rock sinfónico, con más tildes del jazz, enfatizando en este último. Grupos como King Crimson y Cong son representantes de este sub género.

Progresivo Electrónico: Posee la estructura clásica del Rock Progresivo, sin embargo todo esto es interpretado por sonidos electrónicos, sintetizadores y cajas de ritmo, lo que le da un ambiente único. Grupos como Popol Vuh son iniciadores de este Sub género.

Hacia la década de 1980 varios de los máximos representantes del Rock Progresivo se tornan hacia el New Wave, dejando espacio a otras expresiones del progresivo tales como el Metal Progresivo, que como su nombre lo dice mezcla la estructura compleja del rock progresivo con los acordes y riffs distorsionados del Metal. Grupos caracteristicos son Queensrÿche y Dream Theather.

Las bandas más conocidas del Rock Progresivo

Como ya dijimos, en la década de 1960 se forman bandas que, si bien en un principio tocaban música en la frontera del rock psicodélico, pronto comenzarán a evolucionar, distinguiendo un nuevo género.

Y así, en 1965, se crea Pink Floyd, dos años después Genesis, Jethro Tull y Van der Graaf Generator, en el año 1968 se conoce principalmente  a Canadian Rush y Yes. A finales de la década también se crean King Crimson y Hawkwind. El mismo término «rock progresivo» apareció en el 68, originalmente en la descripción del álbum Caravan de la banda del mismo título.

Es difícil señalar el primer álbum de rock progresivo completo de principio a fin. Las influencias psicodélicas todavía están presentes, por ejemplo en A Saucerful of Secrets de Pink Floyd o el estilo pop barroco.

Uno de los primeros álbumes desprendido de las tradiciones del rock psicodélico es el álbum debut de King Crimson – In the Court of the Crimson King. Es un álbum lanzado en 1969, consta de 5 canciones, además es considerado uno de los más grandes discos de la banda y de todo el género.

En cuanto a bandas, ya hemos mencionado a The Beatles como grandes precursores de este movimiento, al igual que Pink Floyd, Genesis, Jethro Tull y demás, pero cabe también destacar el grupo Camel, Emerson Lake and Palmer, Supertramp o Kansas, que representaron este género en su apogeo.

Rock progresivo en México

En México el rock progresivo tuvo su auge durante la década de los 70s y sobre todo en los 80. A comienzos de la década del 70 varias bandas de rock incursionaron parcialmente en el género, como Los Dugs Dugs, Toncho Pilatos  (el primer álbum), La revolución de Emiliano Zapata y Náhuatl. Cabe destacar al grupo de Rock originario de la Ciudad de Mexicali "The Cast" quienes siendo reconocidos internacionalmente inclusive en países lejanos como Japón.

El grupo Nuevo México, comandado por dos iconos del rock de México, Jorge Reyes en la flauta y Carlos Mata en la guitarra, hizo el primer disco de rock netamente progresivo en el año 1973, llamado Hecho en casa. A finales de los 70 Jorge Reyes abandona Nuevo México y forma grupos como Decibel y Al universo.

Discos conceptuales

Las bandas progresivas crearon grandes obras conceptuales como por ejemplo Yes con "Tales from topographic oceans"; "The lamb lies down on Broadway" de Genesis; Pink Floyd lo hizo con discos como "Dark side of the moon" o "The wall"; Jethro Tull con "Thick as a brick", con una canción dividida en dos partes, de 22:40 y 21:06 respectivamente, entre otras. Por supuesto todas aprobadas por fans y críticos que hasta la fecha aún emiten opiniones y novedades en dichas producciones.

Y llama la atención que el autor haya tomado en cuenta al metal progresivo, que tuvo uno de sus highlights en los años noventa. En 1990, una balada que irrumpió en la radio, “Silent lucidity”, y que de inmediato acaparó la atención al tener la referencia de Pink Floyd; pero se trataba de Queensryche, que tomaba la influencia de Pink Floyd en la apertura lenta, impulsada por una guitarra acústica y la voz de Geoff Tate que recordaba a Roger Waters, y de pronto daba una entrada dramática con la guitarra eléctrica. Para muchos es su versión de “Comfortably numb” de Pink Floyd.

Y esto no era novedad, pues las bandas de rock progresivo sabían hacer éxitos para la radio, como Emerson, Lake and Palmer con “From the beginning”, Yes con “Owner of a Lonely Heart”, Marillion con “Kayleigh” o Camel con “West Berlin”.

 

 

Revista.Marketing es un espacio digital en la web para empresas y empresarios que puede ser tu espacio.

Dirección General:

Jessica Letica Pulido Ross

Circuito Cincunvalación Oriente

142 A Ciudad Satélite

Naucalpan Estado de México

Correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

Suscripciones y renovaciones

http://myi.digital/whatsRevMkt

Celular: 55 5966 9343

$$$ Conoce nuestros paquetes $$$

Suscríbete para recibir las últimas noticias

* Campo Requerido
/ ( mm / dd )
Utilizamos Cookies

Utilizamos cookies y otras tecnologías de seguimiento para mejorar su experiencia de navegación en nuestro sitio web, mostrarle contenido personalizado y anuncios dirigidos, analizar el tráfico de nuestro sitio web y comprender de dónde provienen nuestros visitantes.