¿Qué se entiende por acoso escolar?

El acoso escolar se caracteriza por un maltrato dirigido hacia un niño por uno o varios de sus compañeros, consistente en actos físicos y/o verbales, lo cual afecta a su rendimiento, su sociabilidad y su autoestima, incluso en tiempos superiores a los del acoso en sí.

Desgraciadamente este tipo de bullying o acoso es una forma de violencia presente en todas las escuelas del mundo. Generalmente, el problema se asocia con niños que recurren a estas actitudes como una forma de evitar convertirse en objetivo. En algunos casos han sido victimizados y buscan venganza o usan la intimidación como herramienta de autoconservación.

Síntomas de que un niño sufre acoso

Para los niños es muy difícil poder hablar con un adulto, especialmente si los tienen amenazados.

Son muchos los factores que llevan a que un niño interiorice sus sentimientos y pensamientos sobre lo que está viviendo y tristemente sucede con más frecuencia de la que se cree.

No obstante, esto no es una excusa para no poder tratar los casos de acoso escolar, ya que existen diferentes métodos y formas en las que el acoso escolar puede ser detectado.

  • Cambios de conducta en el niño o adolescente
  • Se niega a asistir a clases
  • Moretones en el cuerpo sin justificación aparente
  • Irritabilidad y nerviosismo, sobre todo cuando se acerca el lunes
  • Tristeza y aislamiento
  • Trastornos de alimentación, como saltarse horarios de comida o atracarse. Incluso pueden llegar con hambre de la escuela porque no almorzaron
  • Dolores de cabeza y estómago (sensación de malestar o simulación de enfermedad para no asistir al colegio)
  • Reducción en el rendimiento escolar
  • Se niega a estar con amigos o a salir de casa
  • Dificultad para conciliar el sueño, pesadillas frecuentes o incluso pueden llegar a hacerse pipí durante la noche
  • Pedir dinero a los padres con frecuencia
  • Sus pertenencias escolares comienzan a aparecer rotas o dañadas. Todos los niños/as en algún momento acaban con algún desgarre en el pantalón, pero cuando estos accidentes se extienden a libros, mochila, o lentes, podemos encontrarnos ante un caso de acoso escolar.
  • Sentimientos de impotencia o disminución de autoestima
  • En algunos casos pueden llegar a tener comportamientos autodestructivos, como escaparse del hogar, autoinflingirse heridas o hablar de suicidio.

Aparte de todas estas manifestaciones, que podrían inducir a pensar que nuestro hijo sufre acoso escolar, hay que tener en cuenta la posibilidad de un acoso digital. Acoso también conocido como Ciberbullying,  donde la agresión se manifiesta  a través de las redes sociales, whatsapp y otras aplicaciones móviles mediante insultos, amenazas o exclusión.

¿Qué hago si mi hijo sufre acoso?

En primer lugar, debemos saber que ante esta situación, como padres, no estamos solos. La comunidad educativa, los profesores, orientadores y cargos del centro escolar deben  estar para apoyar y para solucionar esta situación.

En muchas ocasiones, existen protocolos establecidos que ellos mismos ponen en marcha cuando se ha identificado y denuncia el acoso escolar.

Principalmente, la detección temprana y la rápida actuación son claves para ayudar y no ocasionar un trauma al menor que lo sufre. Para ello es importante establecer confianza con el menor y hacerle sentir seguro.

Muchas veces el lugar donde suele identificarse, si el niño decide contarlo es en la confianza del hogar, pero también los profesores son de mucha ayuda. Es por ello que el primer paso es hablar con él, haciéndole ver que tiene nuestro apoyo y seguridad.

Una vez que ha sido detectado, debe notificarse o bien a la familia o bien al colegio para tomar cartas en el asunto. Para la víctima será también de ayuda un psicólogo especializado en temas de acoso escolar.

Cabe resaltar que el bullying o acoso escolar es un problema mundial y según el Primer Estudio Mundial sobre el tema, los casos han aumentado mucho en los últimos años.

El primer puesto lo ocupa México donde 7 de cada 10 niños y adolescentes sufren todos los días algún tipo de acoso. España ocupa el puesto número 7 entre los países con más casos de bullying. Por otra parte, el informe destaca datos como los siguientes:

El 85% de los casos suceden en la escuela.

El 44% de los niños entre 8 y 10 años ha sufrido bullying alguna vez.

Más del 80% de los casos de bullying no son reportados a los maestros.

3 millones de niños se ausentan de la escuela debido al acoso escolar.

Las cifras nos demuestran la magnitud del problema, pero no podemos olvidar que detrás de cada número hay un niño que tiene miedo, que la pasa mal cada vez que va a la escuela y que se siente indefenso.

Artículos relacionados:

 

Revista.Marketing es un espacio digital en la web para empresas y empresarios que puede ser tu espacio.

Dirección General:

Jessica Letica Pulido Ross

Circuito Cincunvalación Oriente

142 A Ciudad Satélite

Naucalpan Estado de México

Correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

Suscripciones y renovaciones

http://myi.digital/whatsRevMkt

Celular: 55 5966 9343

$$$ Conoce nuestros paquetes $$$

Suscríbete para recibir las últimas noticias

* Campo Requerido
/ ( mm / dd )
Utilizamos Cookies

Utilizamos cookies y otras tecnologías de seguimiento para mejorar su experiencia de navegación en nuestro sitio web, mostrarle contenido personalizado y anuncios dirigidos, analizar el tráfico de nuestro sitio web y comprender de dónde provienen nuestros visitantes.