¿Quién es el Benemérito de las Américas?

simplemente polémicos (Gustavo Díaz Ordaz hace acto de presencia), sin embargo, hay contadas excepciones que pertenecen a los tres grupos y uno de ellos sin lugar a duda es El Benemérito de las Américas, Benito Pablo Juárez García. 

Nacido en el poblado de San Pablo Guelatao (Oaxaca), el 21 de marzo de 1806, quedaría huérfano a temprana edad por lo cual pasaría al cuidado de sus abuelos y posteriormente de su tío paterno Bernardino Juárez cuando sus abuelos también fallecieron. A pesar de que su tío intentaba enseñarle español y él quería aprenderlo la carga de trabajo no le dejaba concentrarse en las enseñanzas, combinándose esto con que en su pueblo no se hablaba español como lengua materna. Por lo cual en 1818 decidió marcharse a la ciudad de Oaxaca con la ayuda de su hermana mayor Josefa, quedándose a vivir en la casa de la familia Maza, casándose en un futuro con la hija adoptiva de la familia, Margarita.    

En 1821 pudo acceder al Seminario de la Santa Cruz gracias a la mentoría del clérigo Salanueva (permitiéndole evadir algunos requisitos como tener el español como lengua materna), pudiendo estudiar latín, teología moral y filosofía. Con todo y lo anterior, Juárez no estaba a la labor de permanecer en la iglesia al considerar que era un lugar en donde las desigualdades sociales se incrementaban (algo dejaría patente durante su gobierno presidencial), prefiriendo ingresar al Instituto de Ciencias y Artes de Oaxaca para estudiar la carrera de Derecho en 1827.

En 1847 fue electo gobernador del estado de Oaxaca, oponiéndose abiertamente a al Tratado de Guadalupe-Hidalgo firmado un año después, haciendo que México perdiera la mitad de su territorio a manos de los Estados Unidos (algo que normalmente se le reprocha a Antonio López de Santa Anna pero el presidente en ese momento era Manuel de la Peña y Peña). Coincidiendo con las ideas liberales, terminaría uniéndose al grupo del mismo nombre pero en 1853 tras la elección de Santa Anna como presidente sería desterrado a Cuba por el presidente en venganza ya que Juárez no le había permitido pisar Oaxaca mientras fue gobernador. Regresaría al país con el fin de apoyar el plan de Ayutla encabezado por Juan Álvarez, dándole fin a la dictadura de la alteza serenísima.

61b44e242c09f2b13b525ad70624e6e3.jpg

Con el triunfo del plan de Ayutla, Juárez en compañía de Álvarez (este abandonaría la vida política tras un corto periodo de tiempo), Guillermo Prieto, Miguel Lerdo de Tejada e Ignacio Comonfort crearían las leyes de Reforma, dando pie a la separación del Estado y la Iglesia. El nacido en Oaxaca subiría al puesto de Presidente de la Suprema Corte de Justicia durante la presidencia de Comonfort, sin embargo, este se daría un autogolpe de estado al apoyar al partido conservador con el fin de evitar levantamientos armados, encarcelando a Juárez y renunciando al cargo posterior a aquello.   

Juárez fue liberado, pasando a ser el presidente legítimo del país aunque tuvo que escapar de la capital tras el levantamiento armado de los conservadores, iniciando la Guerra de Reforma (1958-1961). Durante esta época estrechó su relación con Porfirio Díaz, viéndole mucho potencial y tratándolo como un amigo (relación que se iría agrietando durante la segunda intervención francesa y rompiéndose en su totalidad poco después). El bando liberal resultaría ganador, permitiendo que el presidente pudiera regresar a la Ciudad de México.

Bajo su gobierno concretó la separación entre el estado y la iglesia, quitándole mucho poder a esta, encaminado a México en la transformación de un país laico. Hay que aclarar que no se siguió al pie de la letra, el termino laico se refiere a que la religión no forma parte estricta en la vida de las personas, no obstante, él buscó eliminar cualquier rastro de la religión católica del entorno del mexicano, algo que evidentemente traería problemas ya que esta es la fe predilecta de México. Esto puede ser algo bueno o malo dependiendo la perspectiva de cada uno, pero es imposible negar que esto fue bastante polémico.

Debido a las altas deudas existentes dentro del territorio nacional, Juárez decidió suspender la deuda externa por unos años hasta que se hubiera estabilizado el país. Si bien las intenciones pudieron ser buenas, la forma en la que comunicó esto originó problemas con España, Francia e Inglaterra, los cuales decidieron intervenir en Veracruz para exigir los pagos de la deuda. Ante esta situación el gobierno mexicano en conjunto de homólogos españoles e ingleses firmaron los Tratados de la Soledad, en la cual los países extranjeros aceptaban regresarse a Europa con la condición de que las deudas fueran saldadas en un futuro.

En cambio los franceses permanecieron en México por distintas razones, Francia en esos tiempos era una potencia imperialista por lo cual buscaban expandir su control territorial (algo que Napoleón III buscaba desde el inicio de su gobierno) y en esas mismas fechas los Estados Unidos tenían problemas internos gracias a su guerra civil (Juárez y el presidente Lincoln tenían una buena relación, el nacido en Oaxaca tenía tan buena relación el país del norte que durante su mandato empezó la dependencia de México con los Estados Unidos, en especial por el tratado McLane-Ocampo) siendo una oportunidad de oro para el país europeo de adquirir una colonia en América sin temor a que los estadounidenses intervinieran. Desde finales de 1861 hasta mediados de 1867, los franceses en compañía de algunos conservadores estuvieron en guerra con el ejército mexicano, trayendo un monarca que gobernaría al país bajo la directriz francesa, Maximiliano de Habsburgo.

descarga_1.jpg

Contrario a lo deseado por los conservadores, el nacido en Austria tenía ideas liberales (una de las razones por las cuales tenía problemas con hermano mayor, Francisco José) y tras descubrir por sus propios ojos las desigualdades habidas en México se comprometió a arreglarlas. A pesar de que compartía su base ideológica con Juárez (inclusive le propuso unir fuerzas para lograr los cambios), este último generó un desprecio innegociable por Maximiliano. A pesar de que las tropas francesas mantenían un control relativo sobre la resistencia mexicana, la amenaza de una guerra en el propio continente europeo por uno de sus vecinos y la finalización de la guerra civil norteamericana los motivó a abandonar México, dejando prácticamente desprotegido a Maximiliano.

Podría decirse que Juárez sentía celos por la figura de Maximiliano (alto, güero y físicamente atractivo) ya que él era prácticamente era su opuesto. Por lo cual al capturar al otora emperador, la sentencia de muerte no se hizo esperar, aunque se justificó diciendo que las leyes de México lo obligaban a castigar a los invasores y que no podía hacer una excepción a la regla pese a que no lo deseara Figuras internacionales intervinieron con la intención de que se le perdonará la vida a Maximiliano, dichos esfuerzos al final fueron infructíferos ya que Maximiliano sería fusilado en el Cerro de las Campanas, Querétaro, el 19 de junio de 1867.

Contrario a lo que Juárez y sus partidarios hubieran esperado, parte de la población parecía aceptar a Maximiliano y a los franceses, por lo cual el presidente mexicano buscaba erradicar cualquier rastro de dicho ejército y le ordenó a Díaz que fusilará a todos los cautivos. Porfirio se negó a esto ya que los franceses solo estaban siguiendo órdenes y ciertamente estarían luchando por su patria, únicamente fusilando a los mexicanos que habían traicionado a la república. Dicho gesto le generó buenas opiniones ante los ojos de la gente, sin embargo, esto dio inicio a la animadversión del hasta en ese entonces mentor, Benito Juárez (al punto de que cuando este entró triunfante a la Ciudad de México, dejó a Díaz en segundo plano aunque este fue uno de los personajes más destacados dentro del bando mexicano/liberal).

diaz_porfirio_1867.jpg

Hablando de Díaz, este último es criticado por mantenerse en el poder y fungir como dictador, algo curiosos si uno se lo pone a pensar porque Juárez básicamente haría lo mismo pero en menor tiempo debido a su muerte en 1872 (ya que seguramente hubiera intentado perpetuarse en el poder ya que las relecciones no se encontraban prohibidas) y es considerado erróneamente una figura totalmente democrática. De hecho, ninguno de los dos consideraba que el pueblo estuviera preparado para la democracia, siendo una de las bases utilizadas para perpetuarse en el poder.  

Ambos competirían en las elecciones de 1867 y en la de 1871, ganando ambas Juárez para disgusto de Díaz. En enero de 1871 Margarita Maza fallecería de una enfermedad degenerativa (posiblemente cáncer), algo que destrozaría emocionalmente a su esposo y a pesar de que quiso mantener el asunto en privado al tratarse de ella fue imposible llevarlo de dicha manera. Poco antes de morir Juárez tuvo que reconciliarse de cierta forma con la iglesia católica para que ella pudiera recibir los Santos Oleos, algo que también debió afectar la autoestima del presidente ya que él era masón (curiosamente Díaz igualmente era masón y a punto de morir su primera esposa tuvo que reconciliarse con la iglesia católica).

Tras enterarse de su derrota en las elecciones de 1871, Díaz llevó a cabo el plan de la Noria (lugar que le había sido otorgado por Juárez al final del conflicto con los franceses para intentar mantenerlo alejado de la vida política), sorprendiendo el enorme apoyo que había por la figura del héroe de Puebla. En 1872, Juárez caería gravemente enfermo y el 18 de julio fue declarado muerto a causa de una angina de pecho, acabando de golpe con la revolución de la Noria ya que Díaz consideraba que ya no existía causa justificable para luchar.         

Como ven en este artículo hay aspectos tanto positivos como negativos para juzgar Benito Juárez (aunque dentro de ambos aspectos hay más elementos de los cuales hablar), por lo que independientemente de la opinión que cada uno tenga sobre él es un ejemplo perfecto de que los seres humanos no somos puramente buenos ni exclusivamente malos y que la historia depende de quien la cuente.         

 

Revista.Marketing es un espacio digital en la web para empresas y empresarios que puede ser tu espacio.

Dirección General:

Jessica Letica Pulido Ross

Circuito Cincunvalación Oriente

142 A Ciudad Satélite

Naucalpan Estado de México

Correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

Suscripciones y renovaciones

http://myi.digital/whatsRevMkt

Celular: 55 5966 9343

$$$ Conoce nuestros paquetes $$$

Suscríbete para recibir las últimas noticias

* Campo Requerido
/ ( mm / dd )
Utilizamos Cookies

Utilizamos cookies y otras tecnologías de seguimiento para mejorar su experiencia de navegación en nuestro sitio web, mostrarle contenido personalizado y anuncios dirigidos, analizar el tráfico de nuestro sitio web y comprender de dónde provienen nuestros visitantes.